¿Te gustó? Compártelo en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Todos, sin excepción, o así debería ser, pensamos en cómo podemos mejorar en todas las facetas de la vida. Por eso hoy os vamos a traer dos métodos que pueden conseguirlo. Uno es el coaching y el segundo la ley de la atracción.

¿Qué es el coaching?

Quieres mejorar tu vida coaching

La palabra coach significa en inglés entrenador, y cuando hablamos de entrenador lo primero en lo que pensamos es en deporte. Y fue justamente aquí donde nació el coaching. Con la intención de mejorar en cualquier disciplina deportiva comenzaron a surgir los coach. Así por ejemplo, tenemos deportes como el tenis en el que es prácticamente seguro, que todos los jugadores de élite, tienen su coach que les ayuda a mejorar en todas las facetas del juego, e incluso algunos van más allá de lo estrictamente deportivo.

Si buscamos una definición de coaching bien pudiera ser: Persona que mediante su trabajo y metodología nos acerca a poder lograr objetivos tanto personales como profesionales, ayudándote a pensar de manera diferente y a mejorar la confianza.

La persona que te ayuda con la disciplina del coaching la llamamos coach, y la persona que recibe el entrenamiento y el asesoramiento es el coachee.

Hay tres pilares sobre los que trabaja un coach: la autocreencia, la responsabilidad y la toma de conciencia. Existen coaching para todo tipo de disciplinas:

  • Liderazgo
  • Carrera musical
  • Personas en desempleo
  • Artistas
  • Búsqueda de talento
  • Objetivos Personales
  • Empresarial y ejecutivo
  • Deportivo
  • Emprendedores
  • Expatriados
  • Financiero

Y esto son solo algunos ejemplos, la lista es interminable. Os dejamos un vídeo con la explicación de la terapia del coaching:

¿Qué es un Coach? ¿Cómo funciona el Coaching?

Y una de las cosas que te enseñará el coach y que debes aplicar en todo caso es La Ley de la Atracción, que viene a ser algo parecido a aquello que llamamos Karma.

¿Qué es la Ley de la Atracción?

Quieres mejorar tu vida ley de la atracción

Esta ley lo que pretende resumiendo mucho es que te enfoques en objetivos positivos y en buscar siempre el lado positivo y productivo de cualquier hecho. Para explicarla lo mejor es poner algún ejemplo:

Supuesto: Una persona se queda encerrada en un ascensor durante 1 hora.

Individuo 1: “Comienza a agobiarse porque no viene nadie a sacarle, su estado de nerviosismo va en aumento y cada vez siente más claustrofobia, los sudores le acechan y cuando por fin consiguen rescatarlo necesita incluso revisión médica por el rato horrible que ha pasado.

Individuo 2 (que practica la Ley de la Atracción): Una vez que el ascensor se ha parado piensa primero en qué acciones puede llevar a cabo para solucionar el problema y que le vengan a rescatar. Una vez concluye que ha hecho todo lo posible, se sienta cómodamente en el suelo y comienza a enfocarse en pensamientos positivos o productivos, o si por ejemplo tiene cobertura en el móvil aprovecha para ver algún vídeo formativo o simplemente ocioso. En definitiva, busca aprovechar el tiempo o por lo menos una distracción positiva que le permita evadirse del problema mientras no le rescaten.

Si reaccionas siempre con generosidad, con sentimientos positivos y te enfocas en objetivos acordes, notarás como esto redunda en que te llegará lo mismo de la vida. Por el contrario si eres pesimista, negativo y reaccionas mal ante problemas o situaciones complicadas, recibirás lo mismo.

¿Te gustó? Compártelo en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.