¿Te gustó? Compártelo en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Hoy os traemos uno de esos artículos que nos parecen de especial importancia. Se trata de informar a las empresas de medidas que pueden tomar para ofrecer trabajo a personas con discapacidades. Para conseguir una integración laboral de personas con discapacidad lo primero que debemos conseguir es que las potenciales empresas que puedan contratarlas conozcan todas las ventajas que les puede suponer participar en este reto.

Por ello lo que aconsejamos es que se asesoren con profesionales y empresas dedicadas a esta actividad. Para una correcta contratación y tramitación de ayudas y subvenciones, pero sobre todo para una exitosa integración laboral de personas con discapacidad hay que asesorarse con profesionales.

Integración laboral de personas con discapacidad Consejos para un trabajo adaptado integración portada

¿Cómo debo actuar con personas discapacitadas en mi entorno laboral?

Son muchos los obstáculos con los que se pueden llegar a encontrar las personas con algún tipo de discapacidad, por ello, lo primero que debes tener en cuenta es la empatía y la comprensión con este tipo de obstáculos. Pero muchas veces nosotros mismos nos convertimos en un el mayor obstáculo al marginar o no facilitar la integración de personas discapacitadas. Para que sea mucho mejor la integración os vamos a dar unos cuantos consejos:

1- El lenguaje puede llegar a ser muy importante. Puede ser la primera herramienta que denota discriminación. Las personas que tienen discapacidad son personas igual que nosotros, y tienen una discapacidad, pero esa discapacidad no debería ser lo que les identifique. Así que evita términos como el inválido, discapacitado, etc para dirigirte a ellas con otros compañeros, tienen nombre y son personas.

Integración laboral de personas con discapacidad Consejos para un trabajo adaptado integración portada

2- Solo si la persona que tiene una discapacidad nos indica que sería mejor que le hablásemos en un tono más alto del normal debemos hacerlo. Hay mucho indocumentado que se dirige a cualquier discapacitado en tonos más altos y gesticulando, ver para creer.

3- Pregunta las dudas con total naturalidad. Conocer qué tipo de discapacidad sufre una persona y preguntarle cómo le podemos ayudar es apoyar y ser un buen compañero. Cada persona, no solo los discapacitados, tienen características y circunstancias de cualquier tipo en las que un compañero puede echarle una mano, así que adelante, viva el compañerismo.

4- No confundir el punto anterior con dar por hecho que necesitan ayuda. Es posible que en algún aspecto concreto les podamos ayudar pero no necesitan ayuda porque sí. Volvemos al punto 3, primero documéntate e incluso entabla una charla con él para conocer qué aspectos puedes mejorar para su comodidad.

5- Tampoco confundas discapacidad psíquica con intelectual. Por ejemplo, alguien con algún tipo de problema en el habla no tiene porque tener ningún tipo de discapacidad intelectual, no des por hecho que alguien que habla con alguna limitación oral la tiene también intelectual porque entonces tú mismo estarás teniendo esa limitación.

¿Te gustó? Compártelo en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.