¿Te gustó? Compártelo en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Hoy en día se ha vuelto crucial en el mundo de las grandes empresas la diferenciación como arma competitiva. Para conseguir ventajas estratégicas se hace necesario y primordial conseguir llevar a cabo una buena transformación de los datos en información, de la información en conocimiento, y que del conocimiento se pueda realizar una correcta toma de decisiones. Es lo que conocemos hoy en día como la Business Intelligence.

Inteligencia de negocio, BI proceso

Y para llevar a cabo la recogida de datos y su proceso de transformación en información y luego en conocimiento tenemos muchas herramientas que debemos elegir con criterio y coherencia. Una correcta implantación de estas herramientas nos permitirá diferenciarnos del resto y obtener una ventaja competitiva que puede ser primordial para destacar en nuestro sector. Proporcionar información privilegiada como respuesta a los problemas de negocio facilitará la entrada a nuevos mercados, realizar promociones u ofertas de nuestros productos, hacer desaparecer las islas de información, un mejor control financiero, optimizar costes, planificar la producción con eficacia, analizar más a fondo el perfil de nuestros potenciales clientes, sacar mayor rentabilidad a un producto concreto, etc.

Las principales herramientas de Business Intelligence son:

  • CMI – Cuadros de mando integrales
  • DSS – Sistemas de soporte a la decisión
  • EIS – Sistemas de información ejecutiva

Los principales orígenes de datos son:

  • Datamart
  • Datawarehouse

Inteligencia de negocio, BI gráfico

Podemos decir que una buena solución de Business Intelligence (BI son sus siglas en inglés) debería observar qué está ocurriendo, comprender por qué ocurre, predecir qué ocurrirá, colaborar en las acciones a realizar por el equipo y decidir qué camino se debe seguir.

Cuanto menos esfuerzo realice un usuario para interpretar la información obtenida a partir de los datos mejor será el rendimiento del sistema. Es decir, cuanto más esfuerzo tanto humano como económico dediquemos a una correcta implantación de herramientas tecnológicas para favorecer la parte de procesamiento de datos, información y conocimiento, más rentabilidad obtendremos a medio y largo plazo en las decisiones estratégicas de nuestro negocio. Es crucial darse cuenta que hoy en día no vamos a ninguna parte sin una correcta y fuerte inversión en BI.

¿Te gustó? Compártelo en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.