¿Te gustó? Compártelo en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Todos hemos trabajado en una empresa que lo tenía (o al menos visto en las películas) a una chica con un pinganillo recogiendo llamadas y distribuyéndolas. También hemos llamado alguna vez a una empresa y una voz en off nos indicaba a que número pulsar para mandarnos a un departamento u otro. Esto es tarea de una centralita.

Hasta hace no mucho, su elevado coste solo permitía implementarlo a empresas de mediano y gran tamaño. Pero al igual que telefonía movil, que en su día fue exclusivamente territorio de ricos y yupis de Wall Street, se ha empezado a democratizar. Sobre todo, gracias a su implementación por software. Son las Centralitas Virtuales.

Hemos contactado con Angel Diez, CEO de Centralizate para que nos hable un poco sobre este mundo tan desconcido de las centralitas virtuales.

Si realizas una búsqueda sobre centralitas virtuales, te encontrarás con el acrónimo PBX, que significa Private Branch Exchange (Intercambio de sucursales privadas o dicho con una traducción más libre,  Ramal privado de conmutación automática) ¿Te preguntas qué significa? La verdad es que el término y sus siglas no son muy auto explicativas.

Diferentes tipos de Centralitas Telefónicas

PBX es simplemente un término que significa sistema telefónico de grado empresarial. Los sistemas de telefonía empresarial ofrecen funciones de voz que las empresas necesitan para llevar a cabo sus operaciones diarias. Estas características incluyen: marcación por extensión, ajustes de horas de trabajo para enrutar las llamadas fuera del horario, colas de espera para los clientes, música en espera y conferencias telefónicas.

 Las líneas telefónicas residenciales y los servicios de telefonía móvil no ofrecen estas características, que, en resumen, conectan a las personas en el trabajo.

Las PBX vienen en una amplia variedad de configuraciones, aunque la mayoría de ellas son digitales y aprovechan Internet para enviar comunicaciones de voz y video. A continuación se muestra un rápido resumen de los tipos de PBXs disponibles en la actualidad. Comenzaremos explicando la PBX más antigua – PBX analógica. Ya no es recomendable para ningún negocio moderno; sin embargo, puede que encontremos la explicación útil y nos sirve para darle contexto.

Sistema telefónico PBX analógico tradicional

Estos sistemas telefónicos profesionales han existido durante mucho tiempo y se conectan a la Red Telefónica de Conmutación Pública (RTPC) a través de líneas de Servicio Telefónico Antiguo (POTS). La PBX maneja las llamadas entre teléfonos y máquinas de fax al estar conectada físicamente a ellos a través de un cableado de cobre. Las llamadas entrantes se enrutan a través de la PBX y se envían a los teléfonos. Las llamadas se pueden transferir entre teléfonos a través de la PBX. La PBX en sí misma vive típicamente en el armario de telecomunicaciones de una oficina.

Tienen limitaciones importantes como el número de llamadas simultáneas. Si necesitas varias a la vez, tienes que contratar más líneas telefónicas adicionales.

Sistema de telefonía IP-TDM PBX híbrido

Una plataforma Hybrid (IP-TDM) soporta hasta 128 troncales analógicos.

La clave de una PBX analógica es que se conecta a líneas POTS que son anteriores a Internet. Estos sistemas no son capaces de ofrecer muchas de las características de los sistemas telefónicos modernos, como el correo de voz a correo electrónico, y no pueden ofrecer llamadas de voz de alta definición.

También tienen la limitación de que para tener varias llamadas simultáneas, necesitas contratar líneas telefónicas adicionales.

Diferentes tipos de Centralitas Telefónicas

IP PBX o VoIP PBX local

Con la sustitución gradual de las líneas de cobre por Internet de banda ancha, las centrales telefónicas con protocolo de Internet (IP) son los sistemas más comunes utilizados en las empresas. Aunque todavía es posible comprar sistemas analógicos, ciertamente no es deseable ya que no son expandibles o actualizables. Necesitan adaptadores para poder trabajar con VoIP u otro hardware digital.

Una centralita IP ofrece llamadas de voz a través de Internet, también conocida como VoIP. Una centralita IP es un sistema telefónico basado en VoIP que se encuentra dentro de la oficina, también típicamente en un armario de telecomunicaciones. (Parece un servidor con un montón de cables.) En lugar de conectarse físicamente a la PBX con cables de cobre, los teléfonos se conectan a la PBX a través de la Red de Área Local (LAN) de una oficina, a menudo aprovechando la misma conectividad a Internet que los ordenadores de la oficina.

Debido a que aprovechan Internet, las IP PBX son capaces de ofrecer audio de alta definición y muchas otras características sofisticadas de PBX, como colas de llamadas, reglas flexibles de horario comercial e integración de aplicaciones, intercambio con otras plataformas de comunicaciones unificadas y CRM.

Cada día más empresas utilizan sistemas IP PBX in situ. Pero más allá de la PBX y LAN de la oficina, hay un componente más para hacer que los teléfonos funcionen: Interfaces de tarifa primaria (PRIs) o servicio SIP Trunking. Estos son servicios que una empresa puede comprar para conectar su centralita IP local a la red telefónica pública conmutada. De esta manera, la empresa puede hacer llamadas hacia y desde su oficina hacia el mundo exterior.

Para montar una IP PBX local, necesitaremos la ayuda de un profesional de TI. Los costos asociados a una IP PBX local incluyen: equipo (PBX y teléfonos), servicio SIP Trunking o PRI, y el tiempo del profesional de TI para desplegar y mantener el sistema telefónico.

Con este tipo de centralita no tenemos las limitaciones de llamadas simultáneas que sí tenemos en las centralitas analógicas e híbridas.

En líneas generales, son todo ventajas y muy pocos contras.

PBX alojada o “Cloud Phone System”.

Es el futuro. Un servicio de PBX alojado (o PBX Virtual) saca el sistema telefónico del armario de telecomunicaciones y lo pone “en la nube”. En otras palabras, la PBX alojada es una PBX basada en VoIP que es mantenida por un proveedor de servicios y permite a las empresas conectarse a ella a través de la Internet pública. Para el cliente, esto elimina los costos de mantenimiento de la PBX, la molestia de actualizar el software de la PBX y el tiempo de inactividad del servicio, ya que todos estos problemas son manejados por el proveedor de servicios.

Una de las ventajas de las centralitas virtuales en la nube es su gran escalabilidad. Permite a cualquier empresa, independientemente de su tamaño, contratar los servicios de una PBX alojada por una pequeña cantidad al mes. Mientras más números, empleados y líneas más se pagará, pero el precio por línea y servicio son bastante económicos y aptos para los presupuestos tan ajustados de las pequeñas y medianas empresas.

¿Te gustó? Compártelo en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.