¿Te gustó? Compártelo en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

¿Qué son los préstamos rápidos?

Los minicreditos online inmediatos son aquellos que se conceden sin apenas trámites ni gestiones, por ello el plazo en el que disponemos del dinero es mucho menor y con menos complicaciones. Hay una gran variedad en sus condiciones y no suelen tener comisiones ni de apertura ni de estudio. Todos ellos suelen ser ofrecidos por capital privado.

Conseguir dinero rápido y sin papeleos a través de préstamos rápidos foto

Los préstamos rápidos también son conocidos con otros nombres como:

  • Minicréditos
  • Microcréditos
  • Minipréstamos
  • Microspréstamos

La disponibilidad del dinero suele ser instantánea, en el mismo día para préstamos a particulares. Y si es para empresas puede tardar alrededor de los 3 días. Todo ello variable y dependiendo de las condiciones del prestamista.

El objetivo de solicitar un préstamo rápido suele ser la necesidad de disponer de dinero inmediato y sin necesidad de análisis de tu situación. Esto no quiere decir, que el solicitante no se asegure y estudie bien las condiciones del préstamo rápido, ya que en algunos casos concretos puede haber prácticas abusivas.

Una buena comparación que se hace con los préstamos rápidos es aquella de:

“Normalmente coges el bus para ir a un sitio y pagas 1 euro, pero en ocasiones necesitas acudir de forma urgente y coges un taxi y pagas 8 euros”. Al ser dinero rápido y expuesto a más riesgos, pues se acepta sin prácticamente realizar un estudio de viabilidad, tiene un mayor coste en intereses y por eso te instamos a que leas bien todas las condiciones del préstamos.

Hay incluso prestamistas que aceptan prestar dinero a pesar de que un solicitante se encuentre en las listas de ficheros como ASNEF, Cirbe, Rai, Equifax, Experian o Badexug.

En España existe la Ley 22/2007 del 11 de Julio y la Ley 16/2011 del 24 de Junio,  que regulan la gestión y concesión de este tipo de préstamos.

Conseguir dinero rápido y sin papeleos a través de préstamos rápidos pasos

Si pides un préstamo rápido y tienes dificultades para devolverlo, siempre tienes la opción de renegociarlo con el prestamista para ampliar el plazo de devolución, aunque ello puede conllevar pagar un interés más elevado.

En caso de dificultades para pagarlo puede acarrear penalizaciones graves, así que asegúrate de no llegar nunca a esta situación.

Existen aplicaciones web en la red que actúan a modo de Rastreator con los seguros o de Trivago con los hoteles, y te ayudan a buscar qué prestamistas pueden ofrecerte mejores condiciones para solicitar tu préstamos personal.

¿Te gustó? Compártelo en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.