¿Te gustó? Compártelo en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Se acaba el verano y se acerca el Otoño, y muchos de nosotros cometemos todos los años el mismo fallo. No purgar los radiadores con antelación algo que es muy aconsejable para evitar problemas y conseguir un óptimo funcionamiento de los mismos. Así que para recordaros esta tarea y para ayudaros con ella nos hemos decidido a facilitaros unos cuantos consejos, además de algún enlace en el que podéis encontrar material y más consejos para purgar un radiador.

Cómo funciona un radiador

como se debe purgar un radiador agua

Lo primero es explicaros un poco como funciona un radiador, eso sí, sin complicaciones, una explicación básica. Como todos sabéis los radiadores se abastecen de agua en su interior y al calentar dicha agua conseguimos que nos den calor. Si los radiadores están mucho tiempo en desuso es seguro que tendrán zonas de bolsas de aire y por lo tanto si lo encendemos sin purgarlo antes no conseguiremos un funcionamiento óptimo ya que al haber zonas sin agua no calentará de forma homogénea.

Por ello es indispensable purgarlo, que no es otra cosa que vaciar el aire que pueda tener y asegurarnos que está completamente lleno de agua en todos sus elementos.

Cómo se purga correctamente un radiador

como se debe purgar un radiador

Para purgar correctamente un radiador sigue los estos consejos:

  • Debes realizar el purgado con anticipación al primer uso. Se precavido y cuando observes que el parte climatológico a corto plazo se complica en cuanto al frío purga ya tus radiadores.
  • Realiza el purgado con orden, comenzando siempre por los radiadores más cercanos a la caldera hasta llegar al más lejano.
  • Realiza el purgado con un destornillador plano y coloca un recipiente debajo para recoger el agua que suelte.
  • Cuando gires el purgador tienes que mantenerlo girado hasta que salga un chorrito de agua, eso indicará que el agua ya ha llenado todas las zonas y no queda ninguna bolsa de aire.
  • Una vez realizado el purgado se debe comprobar que la presión de la caldera sigue estable y en caso contrario habría que rellenar con agua para equilibrarla.
¿Te gustó? Compártelo en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.