¿Te gustó? Compártelo en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

En nuestra vida diaria salimos y entramos en casa varias veces al día y es una situación muy común dejarse las llaves dentro de casa y quedarnos colgados sin poder entrar. Por eso hoy, queremos explorar un poco todas las posibilidades que tenemos ante una situación como esta en la que necesitamos abrir puerta.

También queremos comentar que antes de que nadie piense que con esto estamos favoreciendo y facilitando también el trabajo de los “cacos”, decirles que la gente que se dedica a esto, por desgracia, ya conoce estos métodos y otros peores, así que no les estamos descubriendo nada nuevo.

Para empezar debemos decir que existen infinidad de puertas y de cerraduras, y que dependiendo del nivel de seguridad será prácticamente imposible abrirla sin ayuda de un cerrajero profesional. Hace poco una de las personas que forma parte de nuestro equipo tuvo que acudir a Cerrajeros Vigo Asistencia porque no le funcionó ninguno de estos métodos, así que tened presente que un cerrajero profesional puede ser una buena opción ya que existe algún riesgo de que no lo consigas, pierdas mucho tiempo e incluso fastidies la cerradura o la puerta.

Posibles métodos para abrir una puerta

Estos métodos que os describimos pueden funcionar siempre y cuando la puerta no sea de seguridad nivel alto o la cerradura no haya sido cerrada con vueltas de llave:

  • Utilizar una llave bumping: Para este método se emplea una llave con los dientes en la posición más baja a la que llegan los pistones de la cerradura (también puedes crear tú mismo la llave lijando una ya existente), y al introducirla en la cerradura efectuar varios golpes con algún objeto contundente en la llave para separar los pistones de los contrapistones y así poder realizar el giro de la llave. Lógicamente existen cerraduras que son antibumping y consiguen anular esta técnica. De hecho hoy en día esto seguro que te vale para la puerta del portal pero no para la de tu vivienda.

Cómo abrir una puerta si no tenemos las llaves bumping

  • Uso de ganzúas: Para comprar ganzúas necesitas acreditación oficial de cerrajero o autoridad certificada. Pero también se pueden fabricar caseras con clips, imperdibles u horquillas. La técnica sería aplicar tensión en la zona baja con una horquilla mientras con un clip separamos por la parte superior los pistones de la cerradura, consiguiendo así permitir el giro de la horquilla para abrirla.

Cómo abrir una puerta si no tenemos las llaves ganzúas

  • Utilizar un lámina de plástico duro o la típica radiografía: Este es un método muy conocido y funciona. Introduciendo un elemento de plástico duro pero que a la vez permita algo de flexibilidad sin rotura puedes presionar la pieza de la cerradura que deslizamos cuando giramos la llave y abrir así la puerta. Para ello tienes que buscarla deslizando el plástico en la rendija que queda entre la puerta y el marco.

Cómo abrir una puerta si no tenemos las llaves radiografía

Si ninguna de estas opciones te han resultado válidas solo te queda acudir a un profesional y pagar un cerrajero.

¿Te gustó? Compártelo en: Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.