1 Comment

  1. Astigiwebs 13 marzo, 2019 at 17:10

    Los sentenciados eran atados a la boquilla del cañón, no quedaba rastro de la persona que en algún momento estaría parada frente al arma.
    Es una muerte inmediata, pero una de las más brutales y enfermas que ha practicado la humanidad.
    Una mas de las atrocidades de la humanidad!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.